Posteado por: bisbiseos | diciembre 14, 2013

El Piquillín de las Sierras

descargaEl Piquillín, es un árbol o arbusto espinoso, mayormente desconocido para mucha gente ya que es endémico, esto quiere decir que solo crece naturalmente en zonas geográfica reducidas y en ninguna otra parte del mundo.
Este arbolito pertenece al llamado Monte Serrano o de llanura cuya vegetación está compuesta por especies

a8_redimensionar

como el espinillo, el Tala, el Molle, coco, etc. Crece en Argentina en las provincias de La Pampa, Catamarca, Córdoba, Jujuy, Salta, San Jun, Mendoza, San Luis, Santiago del Estero, Tucumán y Río Negro. Florece en primavera y sus frutos están maduros en verano.

La palabra Piquillín viene del quichua Piquillay que significa: “no te hinques”, no te pinches”, en alusión a sus espinas. Es una especie caduca, lo que significa que pierde sus hojas en invierno, permitiendo generosa luz solar en las frías tardes serranas.
Con flores como pompones amarillas y un fruto muy rico de color rojo cuando está maduro. Digo muy rico porque cuando vivíamos en las sierras no había nada más lindo que ir a buscar  piquillín a la hora de la siesta y luego comerlos a la sombra de un árbol, claro, en competencia con tordos, zorzales, calandrias, benteveos e iguanas.

0901 390 Piquillin

Con el fruto se puede realizar un agradable licor artesanal macerando los mismos en alcohol puro durante unas semanas y luego agregándole una pequeña porción de almíbar. También se hace arrope y una bebida “espirituosa” machacá

ndolos y fermentándolos en agua. La madera es muy dura, colorada, oscura y veteada usada frecuentemente como leña (y muy buscada ya que dura mucho tiempo), para varilla de alambrados, cabos de herramientas y rayos de ruedas. Dicen por ahí los entendedores, que el mango

images (3)

de hacha con madera de piquillín, tiene la dureza del hierro y la liviandad del aire. Las hojas se utilizan como forrajeras para el ganado.
Todavía hay algunas artesanas, que usan sus raíces para teñir la lana de color morado. Finalmente eran muy usadas las ramas secas de piquillín para fabricar corrales infranqueables para el ganado, ya que sus espinas se levantan muy cerca de las hojas.
Vivienda de bichos canasto y larvas de una mariposa nocturna, este humilde arbusto, nos alegra con sus rojos y amarillos, el paisaje serrano, invita con su sombra y nos deleita con sus frutos.

 

images (1)
Desgraciadamente en la provincia de Córdoba es muy poco el monte que queda, debido (y esto lo digo yo), a esa plantita odiosa y buscada por sus granos, que tienen alto valor económico. Claro me refiero a la soja, esa que no nos deja nada y se lleva todo, talan los montes para sembrarla buscando solo rédito económico, las legislaciones no son muy claras o no se respetan. Por eso el piquillín es uno de los tantos árboles y arbustos que fueron y siguen desapareciendo, y engrosaran la lista que va camino a la extinción.

descarga (1)Argentina.Vista.aerea.de.las.sierras.de.Cordoba.67730
Al que alguna vez vivió en la sierras de Córdoba, y luego va a parar al llano llevará con extraña nostalgia, impregnado en sus retinas, el ondular suave de las sierras, mezcla de verdes, marrones, ocres y rojizos y vivirá por mucho tiempo, buscando en vano un horizonte de serranías.

Leyenda del piquillín
En tiempos de los Sanavirones, cuentan que una bella aborigen llamada Piqui se enamoró de Llín quien vivía en el sacate vecino.
El padre de la joven al enterarse se opuso terminantemente ya que pensaba casar a su hija con el hijo del jefe de un henen de la región de Cantapas.
Piqui, desesperada, al conocer los planes de su padre, fue en busca de Llín y juntos decidieron huír lo más lejos posible, decididos a no separarse jamás.
Durante toda una noche y la mañana del siguiente día, caminaron y caminaron sin parar, siguiendo el curso del manantial.
Piqui, vestía un uncu de lana rojo, teñido con las fibras del quebracho y Llín, un taparrabos de color verde.
Hacia el mediodía, en una loma pelada vencidos por el cansancio se detuvieron a descansar, sentados junto al arroyo, a la sombra de unas grandes piedras.
Llenos de sueños y proyectos compartieron felices como único alimento unas vainas de algarrobo.
Pero de repente la maldición de aquel enfurecido padre, hizo temblar la tierra y cayó sobre los jóvenes una piedra grande de lo alto de la loma que los aplastó al instante.
Dicen que desde ese día apareció un nuevo árbol en aquellos montes serranos, una planta de hojas verdes y frutos rojos, simbolizando el amor eterno entre Piqui y Llín, por lo que los aborígenes, lo llamaron piquillín.
(Extraído de: http://nuevasaulasparalengua.wikispaces.com/Leyenda+del+piquill%C3%ADn)

Para El que gusta de recetas, les dejo una:

ARROPE DE FRUTOS DE PIQUILLIN
Ingredientes
• 4 kg e frutos de piquillín
• 1 kg de azúcar
• 14 a 16 litros de agua, que se usarán en diferentes momentos de
la preparación
Preparación
Seleccionar frutos sanos y limpios. Colocar la fruta en una olla y cubrirla con cantidad necesaria de agua.
Hervir la fruta hasta que esté bien blanda, casi desarmándose.
Retirar la olla del fuego para que se enfríe y agregar una buena cantidad de agua.
Revolver hasta que se enfríe totalmente.
Otra alternativa es colar la fruta y moler bien en un mortero.
Luego mezclarla con el agua que había quedado. De esta manera los azúcares de los frutos se disuelven en el agua y quedan en ella.
Colar la fruta. En la olla queda agua espesa color caramelo (como una borra).
Colarla dos o tres veces con un lienzo o servilleta de algodón para eliminar bien esa borra y que quede el agua dulce sin sólidos. Llevar a fuego lento, agregar un poco más de agua y el azúcar.
Hervir a fuego bajo y revolver periódicamente. En su fase final, el arrope toma un color marrón oscuro.
Estará listo cuando alcance una consistencia espesa similar a la miel.
Envasar y tapar herméticamente. Se puede consumir inmediatamente.
http://www.xrecetas.com/arrope-de-frutos-de-piquillin/
Para seguir leyendo:
Y también les dejo algo para leer que encontré de casualidad, “El último de los piquillines”, de Rosenzvaig, Eduardo, en: http://www.herramienta.com.ar/revista-herramienta-n-42/el-ultimo-de-los-piquillines

BIBLIOGRAFÍA
http://nuevasaulasparalengua.wikispaces.com/Leyenda+del+piquill%C3%ADn)
http://www.xrecetas.com/arrope-de-frutos-de-piquillin/
Fotos
http://www.tierranativa.com.ar/piquillin1.html
http://antufotos.blogspot.com.ar/
http://elgateado.free.fr/index.php?option=com_content&task=view&id=23&Itemid=46
http://www.infojardin.com/foro/showthread.php?t=143772&page=2
http://parqueecologicocultural.blogspot.com.ar/p/senderos-educativos.html
http://www.taringa.net/posts/imagenes/9860406/Un-poco-de-mi-pais-argentina.html


Responses

  1. Hola, excelente informe. Llegue buscando la receta del arrope porque quiero hacer cerveza de puiquillin y pensé en hacerla con este jarabe. Pero veo que la receta usa azúcar y quisiera una mas “original”, si me permitis la palabra, se que los aborígenes la lograban solamente con el fruto y agua. Si, sabes de esta receta o procedimiento, te agradecería mucho la información. Muchas gracias!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: